22-6-2013: Crónica de la II Caminata Nocturna

Pues 18 almas emprendimos la II Caminata Nocturna Castelldefels-Begues-Sitges. Quizá será impresión mía, pero poniéndole un “II” y las mayúsculas, la cosa tiene más clase! :)

La luna salió durante la subida de los penitentes, pero entre que nos quedaba a nuestras espaldas y aún había mucha luz solar, nos pasó desapercibida su salida.

Se notó que estábamos cerca del día más largo del año: Llegamos a Begues hacia las 22:00, aún con las últimas luces del crepúsculo. Allí cenamos de mochila, y al acabar nos fuimos a tomar algo caliente a un bar, amenizados por una cobla que tocaba temas de series de TV de “nuestra época”, y quien no se sienta incluid@ en este grupo, pues que se excluya! :)   – Sonaron los temas de Marco, Heidi, Dallas, Bonanza…  Sólo me faltó el de Kung Fu para soltar una lágrima.

En Begues nos dejaron dos almas, la del perrico incluída. Ya en plena noche, y tras la ceremonia de asignación del farolillo rojo, nos alejamos de la civilización.

En una esplanada un poco más adelante hicimos la clásica parada para observar e identificar las estrellas con los móviles. Hecho eso, nos internamos en la pista Begues-Sitges, totalmente ausente de tráfico a esas horas.

Cosa curiosa: En mitad de ninguna parte y sin saber por qué, mientras esperábamos que el grupo se reagrupara, nuestra compañera rusa me pidió que cantara una canción. No recuerdo si especificó o no que fuera en ruso, pero yo asumí que sí, así que me atreví con un trocito de ésta, aprovechando que contaba con público garantizado:

Supongo que no lo hice tan mal, porque ella la tradujo y se parecía a lo que yo creo que dice la canción. :)

En fin, pasados mis dos minutos de gloria volvimos al camino hasta llegar al monasterio de Palau Novella, donde hicimos otra pausa para comer, beber y hacer microsiestas a gusto. Esta vez encontramos la estupa cerrada, lástima.

Tras la pausa, y puesto que veía al grupo con fuerzas y el objetivo parecía factible, propuse forzar un poco la marcha para poder coger el primer tren del día en Sitges, y así evitar una espera de hora y media hasta el próximo.  Estuvimos de acuerdo, así que fuimos a por ello y lo conseguimos, claro, incluso llegamos a tiempo para hacernos la  foto-finish:

De nuevo pudimos hacer la mayor parte del camino sin luces frontales. De hecho, más aún que durante la primera caminata nocturna, ya que en esta noche nos tocó un cielo completamente despejado de nubes. Y tuvimos mucha suerte en eso, ya que durante la noche siguiente (la verbena de San Juan) el cielo estuvo casi totalmente tapado.

Estadísticas revisadas, según mi GPS:

  • Total: 32,2 Km en 9:09 ; 3,52 Km/h incluyendo paradas (2:20)
  • En movimiento: 6:49 ; 4,72 Km/h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *